Teorizando transmedia: Desmontando al fan de Jenkins

5 comments

Madrid, mayo de 2012. En la recién inaugurada sede de Fundación Telefónica se celebraba el Madrid Transmedia Living Lab. El evento estaba comisariado, de lujo, por Fernando Carrión. La propuesta, muy interesante. Desde entretenimiento, hasta educación, pasando por ejemplos concretos de activismo social y talleres que fomentaban el juego y la participación.

Lxs ponentes, muy bien seleccionados. Dividido por jornadas sería algo así como…

1ª Jornada: Alok Nandi, listo, muy listo, y lleva muchos años creando, trabajando, ¡qué mejor ejemplo a seguir que los hechos para entender el transmedia bla bla! Robert Pratten, con una corrección flexible digna de elogio, presentó las técnicas propias del transmedia storytelling. MonteCarlo, y el storytelling hecho realidad. Si alguien sabe contar historias en el mundillo del transmedia español es, sin duda, MonteCarlo. No dejéis de pasaros por Química Visual. Sí, hubo alguien más, pero no lo recuerdo, o no lo quiero recordar. Ponentes  necesarios por su peso institucional que ni siquiera se preparan las ponencias…

2ª Jornada: No me extenderé mucho. Mayus Chávez y Bill Boyd mostraron que el transmedia no sólo es multiplataforma o multiformato, sino también transdisciplinar. Y más nos vale enterarnos y aplicarnos el cuento, porque eso es lo relevante. A Roberto Carballo no acudí, lo reconozco, y pido perdón (mira que he dado alguna charla sobre transmedia y educación para la Asociación Espiral, pero…) Por último, Javier González Casado, de Educared, esto es, de la Fundación Telefónica. Hay que felicitarle, lo que hace, lo hace de lujo. Te puede gustar o no, pero lo ejecuta a la perfección.

3ª Jornada: Miguel Ángel Calderón, de Amnistía Internacional, correcto y por el buen camino; aunque en Amnistía no aprovechan todas las oportunidades que les oferta el transmedia para el empoderamiento y el activismo social; si se dejasen asesorar… Lina Srivastava, como siempre, muy bien, muy interesante, un placer; aunque tal vez eché en falta algo más de mordiente, algo más de maldad. El activismo social ha de bregar con demasiados intereses como para ser sólo creativo, por muy bueno que seas. El caso de Francisco Polo y Actuable, hoy en día Change.Org, tal vez nos sirve de ejemplo para lo anterior. No sé si sabéis que Change.org acaba de cambiar sus valores (traducido sería misión y visión), ahora aceptarán campañas de todo tipo, independientemente de lo que busquen. Así, podremos tener campañas a favor del aborto legal y, al mismo tiempo, campañas en contra. ¿Qué significa esto? Populismo y venderse como una… major neoultraliberal ridícula y perversa. Y, por último, uno de los responsables de dicho populismo, el Sr. Henry Jenkins, sobre quien me centraré de ahora en adelante.

El conocido gurú del transmedia, a quien hay que agradecerle lo positivo de su trabajo en un primer momento, tuvo el valor, la osadía, la soberbia, la… de asociar la existencia de los derechos de autor al hecho de que seamos mamíferos. Menuda chorrada sacada de la manga. Como titular, brutal; como análisis, falso, pobre, vago. ¿Por qué?

More: Read the rest of this entry…

Cross Video Days 2012 – Los vídeos

no comments

Aquí tenéis el enlace a los videos de las ponencias, mesas redondas y pitchings del Cross Video Days 2012.

Teorizando Transmedia: Posibles Definiciones

3 comments

Una posibilidad, supongo que la que todos aceptamos, sería definir el transmedia como “una historia narrativa -mundo narrativo-, tan grande, que no cabe en una sola plataforma y se expande, necesita expandirse, por distintas plataformas y formatos -ambos autorreferenciales-, construyendo una narrativa envolvente, inmersiva, integradora y participativa”. Esta primera opción parte del libro “Convergence Culture” de Henry Jenkins, responsable de la difusión del término “transmedia storytelling”. More: Read the rest of this entry…

Call for Entries – Cross Video Days 2012

no comments

Este es el anuncio oficial de la convocatoria para el Cross Video Days 2012: un buen sitio para dar a conocer vuestros proyectos. ¡Suerte a todos los que os presentéis!

Cross Video Days

12 y 13 de junio en París

Se buscan proyectos

¡Haz el pitch de tu proyecto crossmedia o transmedia en París!

¿Quieres coproducir o/y distribuir tu programa? Ven y conoce a futuros socios en el Cross Video Days Market en París los días 12 y 13 de Junio!

Cross Video Days es un lugar de encuentro “business to business” de la industria del vídeo, no importa el tamaño o la plataforma.

Cross Video Days organiza en París el primer Mercado Europeo de proyectos cross- y transmedia de contenido digital innovador, como webdocs, webficción, webseries, webTV, socialTV, ARG, proyectos transmedia…
20 proyectos europeos especialmente seleccionados se presentarán en el mercado.
¡Envía tu proyecto antes del 10 de abril de 2012!

Para participar, rellena el formulario que encontrarás en la página del Market page de la web de Cross Video Days. Sólo tardarás 15 minutos y es gratuito.

20 proyectos europeos harán un pitching:
– frente a 500 profesionales y una audiencia online de miles de personas de la industria.
– ¡Muestra tu trabajo a posibles inversores y compradores!
– participa en encuentros programados (one-to-one) con comisarios europeos.

Es una oportunidad única para dar visibilidad, conseguir finaciación, (co)producción y distribución.

Los equipos seleccionados estarán invitados a todo el Cross Video Days, lo que incluye:
– el European Market para proyectos cross-/transmedia
conferencias y talleres con expertos europeos en contenido digital
– oportunidades de networking (comidas y cocktails)

A los proyectos no seleccionados se les ofrecerá una tarifa especial para asistir a Cross Video Days.

Cross Video Days está organizado por Le Pôle Media Grand Paris y co-producido por Cap Digi-tal.

Contacto: market[a]crossvideodays.com
Facebook
Twitter: @crossvideodays

www.crossvideodays.com

¿Qué es Transmedia?

no comments

Eso mismo es lo que se plantea el número de abril de la revista digital Mas y Mas.

Respondemos a la pregunta Simon Staffans, Indrek Ibrus y yo mismo. También hay colaboraciones relacionadas con el tema de Robert Pratten, Àlex Badia, Nuno Bernardo y Liz Rosenthal.

Transmedia Europe Network (SPA)

no comments

Aquí os dejo el enlace al resumen de la reunión de TEN (Transmedia Europe Network) que tuvo lugar en el pasado Festival Internacional de Cine de Rotterdam.
Es la versión traducida del post sobre Transmedia Europe Network de Rotterdam, publicada originalmente en el blog de Filmin.

Aferrarse a la historia

no comments

“Internet es tan grande…”. Hace una semana recibí un correo de Xavi Fontana invitándome a un café con él y el director de Invisibles, Gustavo Palacios. Internet es, en efecto, muy grande, pero hemos coincidido en un espacio compartido por el interés en la webserie, y más allá de esta, en la búsqueda de otros formatos de narración y producción audiovisual. Confieso que llegué a ese café con tanto interés como perspicacia ya que, a pesar de lo atractivo de la idea (un thriller internacional, bilingüe, con actores maduros, en el panorama actual de la webserie), Invisibles no es un producto transmedia.

Palacios, director y guionista, insistía sin embargo en el potencial colaborativo de su proyecto: le interesa, tanto a él como a Fontana, “el hecho físico de poder hablar”. Comenzó su primera temporada adaptando la producción _y por lo tanto, la trama_ de Invisibles a las circunstancias que les surgían. Llegar a Estambul y rodar en las localizaciones que un equipo desconocido, contactado a través de un primer email, había seleccionado. Con actores que nunca habían ensayado con Fontana, en un inglés mal hablado a propósito, el inglés del turista y del comerciante.  Un viaje sobrevenido a Buenos Aires ha determinado la trama de la segunda temporada.

Del mismo modo, los recursos determinaron el formato, como en la mayoría de las webseries, pero también les atraía la inmediatez y la prolongación de la vida del producto, algo que muchos hemos ido descubriendo casi de manera empírica. A Invisibles no la condiciona, por ejemplo, el jurado de un festival de cortometrajes, pero tampoco la posibilidad de un contrato con una marca, o una TDT, como a otros productos de Internet. Sin embargo, la inmediatez les ha llevado a 4000 descargas en Vodo.net y a mantener una conversación constante en Twitter con un número de seguidores creciente, y hablan de ello con algo de vértigo.

Percibí también cierta aprensión por parte tanto de Palacios como de Fontana a la narración multiplataforma. Palacios habla, casi de manera obsesiva, de “aferrarse a la historia en un tiempo que niega la narración”. Que tanto Fontana como yo respondiéramos “¡The Artist!” al momento de oírle hace pensar que, como poco, esa obsesión por la idea de la historia es compartida.

Comprendo el miedo a perder el control de la historia usando transmedia. Es un miedo que resulta bastante común en otras producciones. Probablemente, quienes hemos empezado a hacer transmedia desde la narrativa audiovisual monoplataforma vemos las iniciativas de marca con cierto prejuicio hacia eso que muchos llaman despectivamente hacer lo del marketing; pero el hype alrededor de la narrativa multiplataforma engorda ese prejuicio.

Yo no pretendo decidir qué es narrativa transmedia y qué no lo es: bastante tengo con arreglármelas para saber qué es narrativa y qué no. Pero creo que se podría especular con qué transmedia sería útil para un producto Presupuesto Cero como Invisibles, o cómo agarrarnos a una historia con más de una mano.

A través de los viajes

Si Gustavo Palacios habla de cuán determinantes son los desplazamientos para el desarrollo de Invisibles. Mi primera sugerencia sería trabajar con esos viajes: ofrecer un mapa con el itinerario de la aventura de Daniel, el protagonista de la serie, que además de funcionar como asiento narrativo para el espectador, sirva como elemento estético e imagen de la serie.

Sin embargo, no les aconsejaría mapear la historia utilizando herramientas como Google Maps en crudo, sino generar imágenes con estos e integrarlas en otras dentro del blog de la serie: la pérdida de interactividad que conlleva se equilibraría con un mayor control estético sobre el mapa  que se acercara más al género negro de la trama. Narrativamente hablando, el itinerario de Daniel (y también el de los creadores) tiene más que ver con la impresión de extrañamiento que con “descubrir” lugares. Como en todo producto de larga vida, nunca puedes saber en qué devendrá, y si una marca de turismo se interesará por patrocinar a Daniel, pero no es esta estrategia de venta la que tengo ahora en mente.

 

Información adicional

No soy aficionada al noir, y por lo tanto suelo hacer un esfuerzo extra cuando veo este género. El thriller ataca directamente a la razón, al menos mucho más que a la empatía de otros. Jugar con los datos siempre será agradecido por seguidores tangenciales como yo misma, y ofrece la posibilidad de la ampliación narrativa: los fans de The Wire han hecho wikis (y también mapas), pero Invisibles llama al relato. Una reflexión curiosa, pues ambos productos comparten género y tienen muchos puntos estilísticos en común.

Es habitual en la teoría narrativa dividir las series en productos de trama o de personajes. Invisibles se decanta claramente por la primera, pero la posibilidad de profundizar en los datos, si se hace en forma literaria, nos permite también aprovechar a los personajes. Aprovechar es un término que los creadores de Invisibles utilizan a menudo: aprovechar los viajes, aprovechar los actores, aprovechar material para crear un vídeoclip. Profundizar es también aprovechar los recursos narrativos y darles una vida diferente. Podríamos especular con la posiblidad del relato colaborativo, pero las acciones participativas se construyen paso a paso, igual que las comunidades, y eso, en Invisibles, está actualmente en pleno proceso de construcción. Si quieren explorar el relato participativo, el equipo de Invisibles tendrá que empezar por el relato a secas.

 

Desaconsejo multiplicar las plataformas en el caso de Invisibles, dado que sus recursos son limitados en todos los sentidos. Sin embargo, las opciones que yo he planteado aquí son una o dos de todas las opciones posibles: las he escogido porque permiten mantener el control sobre la historia, eso que a Palacios (y a muchos otros) le importa sobre todas las cosas.

 

(Invisibles ha comenzado su segunda temporada: puedes seguirla en Facebook, Twitter, y en su blog).

Teorizando Transmedia: Crossmedia, Transmedia & Intermedia

1 comment

Al mismo tiempo que surgía el transmedia, nacían otros conceptos que intentaban nombrar las nuevas realidades. Uno de ellos, el más relevante y aceptado, es el crossmedia, término casi sinónimo de nuestro protagonista. Pero, ¿Existen diferencias entre uno y otro? ¿Se pueden utilizar indistintamente?

– Crossmedia (cruce de medios): La historia va de un medio a otro, cada plataforma tiene relación con la historia general, pero no entre ellas. El todo no tiene por qué ser mayor que las partes. Podríamos decir, primero es la historia; después, la difusión en distintas plataformas. Sería interdisciplinariedad de M. de Moragas.

– Intermedia (entre medios): La historia pasa un medio a otro, pero la interacción sólo se produce entre dos plataformas. No sería un sistema complejo, aunque se dé cierto nivel de transmedialidad. Sería la bidisciplinariedad de M. de Moragas.

– Transmedia (a través de los medios): Todas las plataformas -número indefinido- son autorreferenciales, tienen sentido en sí mismas y, al mismo tiempo, todas son necesarias para la construcción y compresión del mundo narrativo en su totalidad. El todo ha de ser mayor que la suma las partes. Es un sistema complejo dinámico donde todos los elementos interaccionan entre sí.

Recordemos el juego de unir los puntos que hemos empleado al hablar de la tridimensionalidad del transmedia. Sería la transdisciplinariedad de M. de Moragas.

Os dejamos una entrada publicada por Gunther Sonnenfeld donde explica las diferencias entre cada uno de los términos tomando como ejemplo a la artista y cantante Beyonce (Superstar Beyonce explained through a narrative ecosystem -> #transmedia #crossmedia #intermedia #storytelling).

Especulaciones: Bendito Paladar

no comments

Puedo presumir de que era fan de Bendito Paladar antes de que se convirtiera en el viral favorito de Florentino Fernández y, consecuentemente, en el programa estrella del canal católico 13TV (con spin of en Canal Cocina). Produce Abyana y conducen Sor Consuelo, Sor Liliana y Sor Beatriz. Las sigo con fascinación. Tras el recetario televisivo descubrimos un docushow: la vida cotidiana en un convento de clausura.

¿Es cualquier producto susceptible de crecer en modo transmedia? Sí. Absolutamente. ¿Es recomendable? Sin estrategia, nunca. Jamás. Pero en todo caso no debemos crecer en una única dirección ni al mismo ritmo. Bendito Paladar tiene unas características que podrían limitar su desarrollo transmedia, pero a la vez son las mismas que lo hacen orgánico y, por tanto, susceptible de desarrollo. Su presentación narrativa en dos niveles, recetario y docushow, es una de ellas. Las personalidades de Liliana y Beatriz, que como poco despiertan curiosidad, es la otra.

Abyana ya ha desarrollado una estrategia de comunicación para el programa basada en Facebook, con una red de fans mucho menor que los de su zapping en Tonterías Las Justas, pero muy fiel. El programa acaba de concluir su segunda temporada y su equipo continúa centrando la estrategia en la personalidad de las dos monjas, a las que los fans envían dudas y mensajes personales. El público mayoritario del programa hace suyo el carisma católico, pero descubrimos también seguidores para los que lo religioso no es relevante, aunque sí el diálogo. Quieren conocerlas. Una estrategia transmedia de Bendito Paladar habría de pasar necesariamente por la desvirtualización. Tendría que girar en torno a Liliana, Beatriz y sus compañeras.

Y ahí radica la primera dificultad: la Santa Regla.

Hay que matizar que el concepto de Clausura no es el mismo en todas las órdenes y que cada convento constituye una comunidad con autonomía dentro de las Constituciones Generales. Sor Liliana y Sor Beatriz nos han contado ya que su orden, como muchas otras, les da vacaciones cada pocos años para que visiten a sus familias. Otras monjas de clausura escriben blogs personales donde demuestran que, a pesar de la vida retirada, no se les escapa una. Pero las franciscanas de Segovia, de momento, no tienen Internet. Su interacción con los fans que les piden recetas, trucos, e incluso consejo espiritual han de ser, necesariamente, canalizadas a través de las communtiy managers del programa.

Eso conlleva un cambio en el ritmo del social media habitual de los programas de TV. Pero en este caso la inmediatez no aporta nada.  Entendemos la interacción con el fan al ritmo al que Twitter nos ha acostumbrado, pero ni Twitter ni Facebook son las únicas redes sociales.

El programa aún no tiene galería de fotos (tampoco en su página Facebook).  Dada su vocación más allá del recetario, y los primeros pasos que ya están dando con los making of, Flickr parece una opción natural:  por la audiencia curiosa y porque otorga libertad a las monjas para compartir aquello de su vida diaria que no cubre el show, según su criterio personal y a su ritmo.

De hecho, el primer producto transmedia de Bendito Paladar ya existe y es un libro: Delicias celestiales. Las autoras lo presentaron en rueda de prensa en su convento de Segovia. No sé si las monjas desearían un encuentro más cercano con sus fans, pero hasta Isasaweis se hizo un apartado de correos para que le enviaran manualidades. Y el papel y el bolígrafo, de momento, no se han extinguido.

Pensaba en una iniciativa similar al Postcrossing para los fans que quisieran escribir al convento de Segovia. Postcrossing proporciona a sus miembros el valor de la sorpresa: no sabes quién te va a enviar postales ni desde dónde. El soporte es el premio, y la comunidad el añadido. En este caso, la postal puede convertirse en valor para Liliana y Beatriz, una retribución de sus fans, con el añadido de la comunicación directa.

En realidad, toda la estrategia transmedia propuesta aquí pasa por la desvirtualización y la incorporación de elementos de comunicación tradicional. Lo cual, bien pensado, tiene mucho que ver con el tono del programa: cocina tradicional, realización sencilla y audiencia familiar. La existencia de una red social pasa por construir la comunidad, no por Internet. Se puede tener una red social sin la segunda pero no sin la primera. Aunque, si los beneficios del libro están siendo destinados directamente a la restauración del convento donde viven, el de las Franciscanas Concepcionistas, me pregunto por qué nadie ha hablado a la abadesa, Sor Consuelo, por el crowfunding. Este también estaba inventado antes de Kickstarter: si lo sabrán en los conventos.

 

Especulaciones: alargar lo corto

no comments

Hace un año publiqué aquí el post breve Juguemos, dedicado al cortometraje. Había terminado la secuenciación y diálogos del corto Canción para principiantes, de Carlos Campillo. A la vez había empezado a colaborar en NT, por lo que propuse al director generar una pequeña estrategia transmedia. Creé el blog Barnabocatas, que amplía la trama e introduce un personaje nuevo, un narrador-testigo. Además se proponía como una anti-guía de bares, ya que el guión se desarrolla en la taberna más cutre de Barcelona, de la circulación del cortometraje una vez estrenado. Me dejaron asumir el riesgo de hacer publicidad precisamente criticando, pero el mercado del corto te permite ir a la contra. En gran medida, el corto es todavía el único medio donde la contestación se convierte en marca.

Y ahí se ha quedado el blog, esperando que el corto acabe de salir de la sala de montaje.

No le falta razón a Gonzalo Martín cuando me insiste en que no entiende el corto, en cuanto producto, en el panorama audiovisual presente. Y sin embargo yo acabo de dirigir uno. Con 2oo euros, un guión de tres folios y sin más remedio que pedirlo todo prestado, no podía arriesgarme a crear un universo serial y dejarlo colgado a los dos capítulos y medio. Mi historia empieza y termina en cuatro minutos y 28 segundos.

Hace cinco años la estrategia de distribución de los cortometrajes pasaba por los festivales, Canal Plus y algún bar. Tras la aparición de Youtube, muchos productores empezaron a difundir directamente. Algunos hablan del efecto Notodo: cortos más cortos, más sencillos pero más contundentes dramáticamente, y de fácil viralización. Yo no me atrevo a definir todo el panorama (ni siquiera todo el archivo Notodo cumple el efecto), pero en todo caso los cortos ya no son “películas en pequeñito” sino el reflejo de un paradigima audiovisual más amplio. Y puede que hoy, la estrategia de difusión de un corto suponga convertir el corto en otra cosa.

En el caso de este último, la estrategia es pasar por la desvirtualización antes que por Internet. Tampoco es del todo mía: el equipo empezó a bromear con la idea de una secuela a la vez que empezábamos la (todavía casi inevitable) ruta de festivales. Surgió la posibilidad de buscar el argumento de forma colaboraitva, algo que no es nuevo ni de lejos. Pero no hemos utilizado Internet como plataforma, sino esta postal. Va incluida en los DVD que distribuimos, y la hemos repartido entre los asistentes de los tres festivales que llevamos.

En ese momento, les estamos llenando los bocadillos

Es precisamente el carácter artesano y casi familiar de este juego lo que me atraí: buscar el fenómeno, la viralización, puede funcionar (o no) pero petarlo no estuvo nunca en el plan. Siempre hemos sido conscientes de nuestras expectativas: sencillez, brevedad y resolución.

No queremos miles de propuestas argumentales sino  crear una comunidad pequeña, de la que recibir un feedback rápido, plantear una propuesta a nuestra vez, y, tan importante o más, consolidar una red de colaboradores. Personas con una visión similar, ganas de rodar y tan escasos de medios como nosotros hace cuatro meses. Como objetivo secundario, la posibilidad de convertir el trabajo de partida en algo mayor. Pero de cumplirse éste, cada etapa del proceso creativo tendría que incluir nuevos elementos cruzados: no tendría sentido crear el producto y luego “buscarle algo transmedia”.

Transmedia como retribución

Por otra parte, en un contexto como este, siempre se deja en el aire la cuestión remuneratoria, cuando no se da por hecho el trabajo gratis. Y no es verdad: trabajar sin sueldo no significa trabajar por nada.

Prolongar así la vida del proyecto puede suponer una forma de compensación para un equipo que madruga, no come o come bocatas de mortadela, gata coche y como mínimo invierte en nosotros varios fines de semana. Todo lo que lleve su esfuerzo más allá de una bobina o el catálogo de un festiv al es una muestra de respeto. Un refuerzo del carácter colectivo (y por ende, de comunidad) de cualquier obra.

Del mismo modo, antes de llevar a cabo cualquier actividad colaborativa, conviene tener clara la compensación. Juego significa recompensas: no darlas al buen jugador es no saber jugar.

En realidad esta simulación se basa en un sólo concepto: familia. Trabajar en pequeña escala sin buscar el hype, pero permitiéndonos explorar diferentes formas de desarrollo. Para que, incluso en el peor de los casos, el espíritu de “muestrario” quede manifiesto de forma integral y no sólo en un DVD.